Publicidad

5 motivos por los que Bitcoin no debería funcionar

5 motivos por los que Bitcoin no debería funcionar
5 motivos por los que Bitcoin no debería funcionar

Publicidad







Bitcoin no es una moneda más, es la materialización de una idea que pretende revolucionar el sistema monetario tradicional. Pero esta revolución no se presenta a gusto de todos y aquellos que la desprecian intentan descreditarla con argumentos más o menos fundados.


El problema con Wikipedia es que sólo funciona en la práctica. En teoría, no puede funcionar”. Es este el mismo mensaje que se suele asociar con Bitcoin. Un concepto más idealista que práctico, que aunque parezca que puede funcionar sobre el papel, son demasiadas las dificultades en la vida real para que pueda funcionar. Y sin embargo ahí está Wikipedia. Y aquí está Bitcoin.

 

En contra de Bitcoin

No es ajeno a nadie que Bitcoin se trata de una moneda que se encuentra en pañales frente a la forma de funcionar de las monedas estatales. Pero también está claro que Bitcoin no es una moneda más, que conlleva un cambio en el papel del gobierno y de los bancos en la vida diaria de los ciudadanos. Es este tipo de revolución el que se enfrenta contra el sistema monetario clásico, donde es el estado el encargado de gestionar la divisa del país. Son aquellos que no creen que este sistema deba cambiar quienes suelen mencionar todos los errores que quieren ver en Bitcoin. Aquí recopilamos y analizamos los 5 motivos más escuchados en cualquier discusión en contra de Bitcoin.

 

1. Bitcoin no tiene respaldo con valor

El que Bitcoin no tenga ningún valor físico respaldándolo es una de las primeras críticas que surgen en contra de la criptomoneda. Sin embargo, aquellos que la esgrimen parecen no conocer muy bien el sistema monetario estatal. Antiguamente, cada billete o moneda acuñada por el estado representaba una porción equivalente en oro. Estas reservas de oro se almacenaban de forma segura por el régimen de turno. Sin embargo, hace mucho tiempo que un billete no tiene respaldo en oro o en nada de “valor”. Es la agencia competente quien desde su posición de autoridad nos asegura que ese billete tendrá un determinado valor en el futuro. Palabra de autoridad.

Bitcoin sufre del mismo pecado que cualquier otro bien o moneda. Sólo vale aquello que alguien esté dispuesto a pagar. Nadie puede asegurar el precio de 1 bitcoin mañana, pero eso no le quita un ápice de utilidad o legitimidad.

 

2. Moneda deflacionaria

El protocolo de Bitcoin está programado para que haya un número limitado de unidades a crear. Un total de 21 millones es el máximo de bitcoins que podrán ser creadas. Aunque la unidad es divisible hasta 8 decimales (2.100 billones de unidades en total), sigue siendo un número finito. Por esta regla, el valor de cada unidad irá aumentando con el tiempo por ser un bien limitado. En resumidas cuentas, Bitcoin es una moneda deflacionaria. Es el caso contrario al resto de divisas, donde impera un sistema inflacionario el cual disminuye el valor de cada unidad con el tiempo sacando al público más billetes y monedas.

Aquellos en contra de un sistema deflacionario argumentan que si el usuario sabe que el precio de su moneda subirá, no la usará en el presente, disminuyendo el comercio e incentivando el ahorro. Para explicar el “monstruo de la deflación”, un entretenido vídeo del Banco Central Europeo.

En el caso práctido de Bitcoin es innegable que mucho usuarios acumulan bitcoins con la esperanza de que estos valgan más el día de mañana. Esto no es una causa directa del suministro limitado de Bitcoin, sino por la inestabilidad del mercado debido a su inmadurez. Por otro lado, cada vez son más los comercios que adoptan Bitcoin e informan de aumento de ventas por esta vía. Muchos usuarios acumulan, pero también son muchos los que la usan hoy por su conveniencia en el uso, no importándole el precio que pueda tener mañana.

 

3. Ausencia de regulación

Casos sonados como mybitcoin.com, bitcoinica.como o el más reciente MtGox, dan alas a quien pide una mayor regulación por parte del estado en materia Bitcoin. Según ellos, si existiese una regulación más firme sobre Bitcoin casos como éstos no habrían pasado. Por desgracia, todo tipo de divisa cuenta con su equipo de timadores. Bitcoin no la hace indemne a la mala fe de servicios de terceros. En cualquier caso, el tipo de regulación que evitaría estas situaciones sería una legislación orientada al control de estos servicios y no a la moneda en sí.

Otro de los argumentos para apoyar una posible regulación es la supuesta facilidad que Bitcoin otorga a la hora de llevar a cabo actividades ilegales como blanqueo de dinero y compra de bienes ilícitos. Un control sobre cuántos bitcoins tiene quién parece que resolvería todo estos problemas. Pero recordemos que el blanqueo de dinero no lo inició Bitcoin y que por suerte o por desgracia, la compra de bienes o servicios ilegales es más común con divisas estatales que con Bitcoin. A decir verdad, Bitcoin es un sistema mucho más transparente, donde se pueden observar quién manda qué a quién.

 

4. Codigo abierto pero sólo comprensible por unos pocos

La red Bitcoin se basa en un protocolo de funcionamiento sobre el que distintos clientes se basan para operar dentro de la red Bitcoin. En el caso particular del código de Bitcoin Core (el cliente oficial) es posible consultarlo en GitHub. Con los conocimientos necesarios podemos ver todos los entresijos de su funcionamiento e incluso colaborar para su mejora. Sin embargo, este código es un galimatías para quien no esté familiarizado en el tema. Cuando uno intenta desenmarañarlo, da la sensación que tan sólo unos pocos pueden llegar a entender cómo funciona realmente Bitcoin y, por tanto, el protocolo está en mano de estos “elegidos”.

Aunque es muy recomendable entender cómo funciona Bitcoin desde dentro, el que sea un código abierto en el que programadores con muy distintas ideas acaben poniéndose de acuerdo en cualquier modificación, asegura que el código está en buenas manos. Aunque desde SobreBitcoin no se anima a la ignorancia (animamos a crear una “Propuesta de Mejora de Bitcoin” (BIP) o a participar en la lista de correo de programadores), no es totalmente necesario saber cómo funciona Bitcoin para poder utilizarlo con confianza.

 

5. Riesgo de robo

“Tú eres tu propio banco” es algo que se puede leer bastante a menudo en el mundo Bitcoin. Y para bien o para mal esta frase está bastante acertada. La ventaja de que ningún banco pueda controlar tus ingresos o tus gastos, que no cobren comisiones innecesarias o que intenten sacar beneficio propio a tus ahorros, también elimina la seguridad que proporcionan los bancos.

El protocolo Bitcoin está basado en criptografía que hace virtualmente imposible acceder a tu clave privada y controlar tus fondos. Sin embargo, los ordenadores son un punto vulnerable para muchos usuarios y virus campan a sus anchas en muchos escritorios. Con el auge de Bitcoin, se están empezando a detectar virus cuyo principal objetivo es el de acceder a tu cartera y transferir tus bitcoins a la cuenta del atacante. Para evitarlo debemos ser mucho más escrupulosos a la hora de mantener nuestro ordenador limpio y actualizado. Con unas mínimas prácticas como las de tener el antivirus actualizado, no ejecutar cualquier java que se nos cruce en el camino y, sobre todo, tener la cartera cifrada con una contraseña compleja, hacemos que los riesgos sean casi nulos. Y recordad, haced varias copias de seguridad de vuestra cartera.

 

Conclusiones

Bitcoin es una tecnología que dista mucho de ser perfecta. recordemos que está en fase beta donde no se puede asegurar que todo funcione a la perfección. En cualquier caso, Bitcoin no es sólo un protocolo para transferir fondos de un individuo a otro, es la forma de entregar el poder de creación de divisa al pueblo. Hay quien cree que debe ser una autoridad central la encargada de esta tarea y siempre habrá detractores de ideas que intenten cambiar el status quo. Sin embargo, estos “anti-Bitcoin” deberán buscar mejores argumentos.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Vertcoin aumenta el anonimato con las "stealth addresse"

Vertcoin aumenta el anonimato con “stealth addresses”

Desde el equipo de desarrollo de Vertcoin han hecho pública la característica que podría hacerles destacar en el mundo de la privacidad de las criptomonedas....