Publicidad

Ben Goertzel, de SingularityNET, quiere monetizar la Inteligencia Artificial


Publicidad







Diario Bitcoin publica fragmentos de una entrevista concedida al diario TechCrunch.

***

SingularityNET, un ambicioso proyecto con el que se busca crear un mercado descentralizado en el ámbito de la Inteligencia Artificial, ha recaudado una enorme cantidad de dinero en su venta de tokens –el activo AGI–, sumando un total de USD $36 millones.

El CEO de la propuesta, Ben Goertzel, ha dicho:

Hoy en día una empresa que recauda mucho dinero en una ICO no es realmente interesante, al menos en mi opinión. Eso es parte de este mundo loco, no regulado y encriptado, pero es muy interesante lo que estamos planeando hacer con SingularityNET”.

Robot Sophie

¿Qué es lo que exactamente se quiere con este proyecto? Las implicaciones rondan en torno al hecho de que cualquier persona monetice la Inteligencia Artificial, permitiendo que las compañías y desarrolladores compren y vendan algoritmos del área a gran escala, reduciendo así los costos y aumentando las capacidades del tópico. El plan, por muy loco que suene, es conectar el robot “Sophia” de la empresa Hanson Robots a la red de SingularityNET, con el fin de alimentar el cerebro de la máquina.

En una reciente entrevista para TechCrunch, el líder de la iniciativa explicó:

Existen mercados privados, como Amazon Web Services, pero lo que estamos creando aquí es uno descentralizado, uno más parecido a BitTorrent… Aquí no hay un dictador que decida cómo se dan las cosas, pues cualquiera puede poner una IA en línea, refugiarla en nuestra API, anunciarla a la red y cualquier empresa que necesite un servicio de este tipo la puede solicitar.

Entonces necesitas un buen sistema de reputación para calificar las mejores IA’s, necesitamos de Blockchain para permitirnos hacer esto de igual a igual, de forma descentralizada. El software P2P es confiable y no se puede piratear de manera sencilla, pero el detalle está en que BitTorrent no implica gestión de identidad o una muy alta seguridad. Esa es la razón de que estemos haciendo esto en la cadena de bloques.

El procesamiento IA es sensible al tiempo de cómputo, así que elegimos la plataforma OpenCog, la cual tiene dos características esenciales para el proyecto: una de las muchas herramientas de IA que utilizaremos para construir algunos servicios en la red, del mismo modo en que Apple también vende sus propias aplicaciones; el otro rol está más orientado a la parte de infraestructura.

Queremos que nuestra capa de IA sea independiente de la cadena de bloques que estamos usando. Nuestro prototipo utiliza Ethereum, pero la verdad es demasiado lento. Los contratos inteligentes deben ser expresados de una forma abstracta, una que sea independiente de la Blockchain, y el lenguaje de OpenCog funciona bien para ello.

Si resulta que una IA no es útil, tan simple como que obtendrá una calificación más baja. No obstante, en este tipo de mercado, algo no tiene por qué ser útil para todos. Un ejemplo es que podrías tener un algoritmo que sólo fuera útil para los caficultores en África, pero Amazon Cloud no ofrece eso porque los caficultores no destacan en sus listas. Sin embargo, el algoritmo aún podría ser valioso para algunas personas”.

Mike Butcher, de TechCrunch, pregunta si la iniciativa podría ser escalable, pues afirma que las IA’s no se inventan en las grandes compañías sino por académicos y estudiantes. Goertzel responde:

En lugar de agregar su código en Github, pueden ponerlo en SingularityNet. Así lo pueden encontrar las empresas y luego se les puede pagar por ello. En lo que respecta al usuario final, hay que lograr que las compañías adquieran el hábito de conectar su código a las API de SingularityNet, en lugar de hacerlo con las API o startup de Amazon, pues éstas tienen la mala costumbre de desaparecer cuando se compra la startup.

Gran parte de mi propia motivación es obtener un mayor nivel de IA detrás de todo tipo de software, como el caso de Hanson Robots y SingularityNET. A medida que esto se vuelva más inteligente apuntaremos el cerebro de Sophia a SingularityNET, moviéndolo de la nube de Hanson a la red, como si se tratase de la visión por computadora. Deberíamos tener algunas mejoras sustanciales para agosto del próximo año, y aunque nos beneficiamos de la capacidad de cualquier persona capacitada para mejorar la mente de Sofía, la verdad es que no podemos contratarlos a todos.

Así que un niño podría ganar millones de dólares por incluir su IA en nuestro mercado, por ejemplo”.

Fuente: TechCrunch.

Traducción de Gustavo López para Diario Bitcoin.

Imagen de la robot Sophia tomada de video en la web de Hanson Robots

Advertisements
loading…

Noticia original de Diario Bitcoin


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Entrevista a Alberto Gómez Toribio, CEO de Coinffeine

Entrevista a Alberto Gómez Toribio, CEO de Coinffeine

Recientemente, la startup Bitcoin española Coinffeine ha anunciado en su blog que tiene como objetivo crear un exchange bitcoin en China para finales de este...
A %d blogueros les gusta esto: