¿Qué es Bitcoin?


¿Bitcoin?

En una frase: Bitcoin es dinero efectivo electrónico.

Algo más en profundidad: Bitcoin es una moneda electrónica no reespaldada por ningún tipo de autoridad estatal. No se basa en ninguna otra moneda, ni patrón.

Está desarrollada y soportada por la comunidad y todo aquel que quiera contribuir es libre de hacerlo en su página de desarrollo en GitHub.

Bitcoin usa redes p2p para poder transmitir los fondos de un usuario a otro de forma casi instantánea. Sin importar ni países ni fronteras. Todo por una comisión de céntimos de euro.

En el dinero controlado por el estado, es éste quien crea y destruye los depósitos; quien otorga valor a un billete; quien intenta evitar la falsificación de la moneda. En Bitcoin es la red quien se encarga de todo.

Aunque no se sabe la identidad de cada usuario, todas las transacciones son únicas y públicas. Se puede consultar toda la historia de una moneda desde su origen hasta el momento actual. De esta forma no puede usarse dos veces. No funciona eso de “copiar y pegar”. Estas transacciones son guardadas en un “bloque” dentro de la “cadena de bloques”.

Cada bloque incorpora un número el cual debe usarse para crear el siguiente bloque. El número está cifrado de tal forma que sólo puede averiguarse usando gran potencia de cálculo. A este proceso de descifrar el número se llama “minería”. Cuando el número se descifra, ese bloque con todas las transacciones realizadas durante el tiempo de descifrado, se cierra y al “minero” que descubre el número se le recompensa con 25 bitcoins creadas en ese momento.

(Más información sobre la red Bitcoin)

Cosas a saber sobre Bitcoin

Los pagos son irreversibles. Una vez que se ha hecho una transferencia los fondos pueden volver a su emisor si el receptor los devuelve. No hay una tercera persona que pueda deshacer la transferencia. Por eso hay que tener cuidado con quien trata y estar seguro de la dirección de destino.

Bitcoin no es anónimo. En contra de la creencia popular, Bitcoin no es un sistema anónimo. En verdad es el sistema monetario más transparente y democrático hasta ahora. Todas las transferencias son públicas y pueden consultarse en la cadena de bloques.

Bitcoin es pseudo-anónimo. Las identidades reales de los usuarios no se saben, pero si se sabe su actividad. Se podría equiparar a un chat de grupo donde cada participante tiene un apodo o nick. Los podemos diferenciar unos de otros y sabemos qué dice cada uno, pero no sabemos quienes son en la vida real.

Bitcoin es una moneda experimental. Con tan sólo unos años de vida Bitcoin sigue en pleno desarrollo. El que haya conseguido todo lo que ha conseguido sin estar totalmente desarrollada, lo hace prometedor, pero también muy inestable. Nadie sabe su futuro.

El precio sigue siendo inestable. Todas las monedas fluctuan en precio la unas respecto a las otras. En el día a día esto no lo notamos porque la variación de precio es muy pequeña y es absorvido por los intermediarios. Bitcoin sigue siendo una moneda pequeña y las fluctuaciones son mucho mayores. Un subida o bajada del 50% en un día no es ajeno al mercado Bitcoin, aunque improbable que pase en la actualidad por una mayor capitalización del mercado.

Bitcoin es legal. Comprar o vender bitcoins, pagar o recibir bitcoins en en tu comercio, montar una empresa en torno a Bitcoin, nada de eso es ilegal. En la mayoría de los países no existe una legislación específica sobre Bitcoin y debe tratarse como si fuera moneda extranjera.

En el caso de que una empresa comercie con bitcoins, debe declarar las ganancias obtenidas y las facturas emitidas deben tener su valor en euros en el momento de su emisión. El IVA correspondiente debe aplicarse como si de otro tipo de factura se tratara. Para más información, visite BitLegal.io o consulte a su asesor..