Publicidad

Charlie Shrem, primer recluso “Bitcoin” entra en prisión

Charlie Shrem, primer recluso "Bitcoin" entra en prisión
Charlie Shrem, primer recluso "Bitcoin" entra en prisión

Publicidad







Ayer, lunes 30 de Marzo de 2015, Charlie Shrem ingresó en la prisión para comenzar a cumplir la pena de dos años a la que fue condenado en diciembre. Charlie Shrem tiene tan solo 25 años pero su caso y su juicio ha sido el foco de atención más importante en el plano judicial del año 2014 incluso ha aparecido en el documental “The rise and rise of Bitcoin”.


Detención y juicio

La detención de Shrem el 20 de enero de 2014 fue una americanada al puro estilo de Hollywood en el aeropuerto JFK  de Nueva York. Shrem fue acusado de “no informar de actividad bancaria sospechosa” y de “dirigir un negocio de transmisión de dinero sin licencia”. Todo relacionado con su gestión como CEO de BitInstant, un exchange situado en Nueva York que contaba con inversores nada sospechosos como los gemelos Winklevoss. A través de BitInstant se blanqueó dinero procedente de transacciones en Silk Road, según la acusación se llegó a blanquear 1 millón de dólares.

El juicio ha sido muy seguido en EE.UU. ya que escenifica de alguna manera la reacción del poder judicial ante la aparición del Bitcoin y de las nuevas divisas virtuales.

El objetivo de la fiscalía fue vincular a Shrem en la estructura de Silk Road y acusarle en consecuencia. Los procesos judiciales en EEUU son complejos y una de las soluciones más comunes es que la fiscalía negocie con el acusado una autoinculpación para reducir los cargos. Shrem se declaró culpable para facilitar una reducción de la pena solicitada por la fiscalía que podía haber sido de hasta 30 años.

Al final la acusación se redujo al cargo de “dirigir un negocio de transmisión de dinero sin licencia” y la condena fue de dos años de cárcel a cumplir íntegramente, no como en España y en una cárcel de verdad, aunque en el módulo de baja peligrosidad.

El mensaje del establishment ha sido claro: no vale ir por libre y habrá graves consecuencias para quien lo haga. Es difícil medir la repercusión en este sentido pero tal vez todos los emprendedores relacionados con el Bitcoin en EE.UU. hayan dirigido una parte importante de sus recursos a asegurarse que no van a terminar en prisión como Shrem.

Perspectivas en prisión

Shrem ha estado bastante activo en las redes y en su propio blog a lo largo de la última semana antes de ingresar en la  US Prison Leiwisburg, quizás porque en la prisión no tendrá acceso a Internet y solo podrá leer emails de forma controlada. Para colmo, la única forma de recibir dinero es en  FIAT y a través de servicios como MoneyGram o Western Union (infeliz ironía). La prisión en la que va a ingresar depende del Gobierno Federal y ha sido residencia de grandes mafiosos como Al Capone y líderes políticos como Jimmy Hoffa.

A pesar de su condena, Charlie Shrem ha seguido defendiendo la necesidad y la utilidad de Bitcoin e incluso ha hecho comentarios sobre aplicaciones de la cadena de bloques una vez dentro de la cárcel. Internet no es indispensable para utilizar la tecnología de la cadena de bloques, Charlie podría convencer a algunos de sus 466 compañeros de módulo para que utilizando registros físicos de transferencias (libretas) constituyan una coin propia. En la prisión ya se utilizan alternativas a dinero como cigarrillos o galletas y esta podría ser una nueva opción aunque tal vez no le quedarán muchas ganas.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Ataque contra BitSeeds (XSEED) ¿germinará o morirá?

Ataque contra BitSeeds (XSEED) ¿germinará o morirá?

El 19 de abril tuvo una mañana interesante para el co-desarollador de Bitseed, Gabriel Aronovich. Múltiples PetaHash/s con poder de procesamiento SHA-256d estaban mutilando la...