Publicidad

Enrique Santos Leal, entrevista criptoanarquista, libertaria, bitcoiner y española

enrique santos leal
Enrique Santos Leal. En el fondo se observa el Santuario de Montesclaros.

Publicidad







Cuando un periodista se dispone a entrevistar a alguien que desconoce, sabe que se encontrará con un gotero o con un grifo.

Hay entrevistados gotero y entrevistados grifo. A los primeros hay que “presionarlos” con preguntas hasta que suelten la información que hay en ellos. Los segundos son los favoritos de los periodistas: basta con darles un indicio de lo que se les preguntará para que comiencen a verter a borbotones sus palabras.

Ahora bien, hay entrevistados grifo cuya agua no es pura y el periodista debe luego hacer un minucioso trabajo para extraer lo potable y útil en sus palabras mientras que, por otro lado hay entrevistados grifo de los cuales da gusto beber. Su “agua” no tiene desperdicio. Estos últimos tienen palabras cargadas de sabiduría, sentido común y visión de futuro. Es ese el caso de Enrique Santos y no me refiero al tanguero.


 Sobre Enrique

Enrique Santos Leal vive en las afueras de Santander, ciudad pequeña en la costa norte de España, a la que describe como “de clima húmedo templado y de paisaje muy verde y bonito, aunque el cielo gris es más común que el azul”.

Es licenciado en ciencias físicas aunque “con vocación científica apenas desarrollada”. Tras unos años investigando en la Universidad pasó a dedicarse al desarrollo de software, así como a la administración de sistemas y otros temas relacionados. Se dedicó a la docencia y comenzó una empresa de sonido profesional con la cual acabo en la ruina y endeudado a los pocos años. Esta experiencia empresarial lo concientizó de las exigencias y limitaciones gubernamentales, administrativas y legislativas, lo que formó en él una firme convicción en contra de toda intervención del Estado en los tratos privados.

Formó parte del Partido de la Libertad Individual y fue durante dos años el delegado local de su provincia aunque ahora se siente decepcionado por haber visto corrupción en la directiva del Partido.

Desde hace años es un inversor pequeño en la bolsa, actividad que menguó en los últimos años cuando se volcó a Bitcoin y las criptomonedas. Actualmente colabora en la organización de encuentros de bitcoiners y de actividades de difusión.

SB: ¿Cuándo y cómo conociste Bitcoin?

ESL: Tengo un correo electrónico probando que en noviembre de 2009 ya conocí Bitcoin y traté de hacer minería con mi ordenador personal durante meses, pero no conseguí ningún bloque y lo abandoné pensando que era solo un experimento académico. No fue hasta marzo de 2013 cuando al ver noticias en prensa sobre ello retomé mi interés, volví a indagar sobre ello y me planteé hacer minería de nuevo junto a un amigo, pero esta vez estudiando bien las necesidades técnicas para dedicarnos profesionalmente. Con un éxito modesto, así es como empecé, manteniendo desde entonces el interés y ampliando la dedicación hasta el punto de dar pequeñas conferencias y alguna entrevista local.

SB: ¿Qué fue lo que te atrajo de la criptomoneda?

ESL: La libertad, la idea potente de que haya una moneda efectiva independiente de los gobiernos, fuera del alcance de su control, libre de imposiciones, no porque la Ley no imponga, sino por no poder hacer efectiva la imposición en la práctica. Es una herramienta de revolución contra la imposición por el poder de la complejidad matemática que no pueden saltarse ni los gobiernos mas poderosos. Pero también me atrajo ¡cómo no! que el precio de Bitcoin se estuviera multiplicando por 10 cada año.

Sobre el criptoanarquismo

SB: Me hablaste “en off” de tu ideología criptoanarquista ¿podrías contar de qué se trata eso del criptoanarquismo, para alguien que lo ignore?

ESL: Ya he apuntado un poco sobre ello, pero lo extiendo ahora. El anarquismo ha errado en que no es posible eliminar frontalmente los gobiernos o sus imposiciones. Pero en cambio sí que se pueden crear heramientas para saltarse esas imposiciones sin que los gobiernos puedan evitarlo, controlarlo, e incluso saberlo. Y esas herramientas son sistemas informáticos basados en criptografía, lo que quiere decir que es la complejidad de algoritmos matemáticos lo que proporciona la seguridad, la privacidad, el anonimato, la imposibilidad de intercepción.

El primer gran éxito del criptoanarquismo es Wikileaks, y Julian Assange su cabeza visible, el criptoanarquista más conocido, que tiene publicado un libro sobre criptoanarquismo. Su objetivo es lograr la libertad de prensa, que es parte de la libertad de expresión, garantizando el anonimato de informadores al tiempo que puede comprobar la fiabilidad de las informaciones, y eso es lo que logra mediante técnicas criptográficas.

El segundo gran éxito, y por ahora no hay más, es Bitcoin, cuyo creador permanece anónimo mediante el pseudónimo Satoshi Nakamoto. La pretensión es mucho más amplia que Wikileaks, pues trata de lograr la libertad de las relaciones comerciales, es decir, la libertad de intercambios económicos, mediante la libertad de uso de la moneda, creando una moneda libre de imposiciones también mediante técnicas criptográficas.

Ambos éxitos son parte del objetivo más amplio del criptoanarquismo que es el de lograr la libertad de los ciudadanos respecto a toda imposición de poderes establecidos, y no usa para ello violencia.

Sobre Bitcoin

SB: ¿Cómo imaginas la situación de Bitcoin en 5 años? ¿y en 50 años?

ESL: Bitcoin tiene un lastre importante por la minería, pues la red de minería de Bitcoin, que es la red de cómputo más potente del mundo, está llegando a ser insostenible y además se ha centralizado bastante en unos pocos “pools” de ASIC que controlan casitoda la producción, lo cual es contrario a la idea original de Bitcoin de descentralizar la verificación de transacciones y la creación de moneda. Por eso creo que no será Bitcoin la criptomoneda que acabe dominando, pero no sabría decir si va a seguir siéndolo 5 años más. Desde luego, 50 años no lo creo, aunque su importancia histórica se seguirá reconociendo.

SB: ¿Y cómo te gustaría, más allá de lo que imaginas, que fuera la situación de Bitcoin en 5 años? ¿y en 50?

ESL: Si Bitcoin ha de sobrevivir, me gustaría que fuera capaz de adaptarse para lograr una verificación de transacciones más distribuída, y que ello sea antes de 5 años, además de formas de uso fácil, sobretodo desde dispositivos móviles.

Para un plazo de 50 años me gustaría que ya se usara habitualmente por el gran público y buena parte de los comercios, sobretodo los comercios locales, no solo comercios online. Además se habría estabilizado su valor respecto a bienes de uso habitual y sería también el tipo de bien con el que la gente guardaría sus ahorros. Dicho de otra forma, querría que tuviera el uso que ha tenido el oro en el pasado, pero sin la posibilidad de ser confiscado y acaparado solo por grandes gobiernos en sus reservas de divisa.

Pero hago extensivo estos deseos a cualquier forma de criptomoneda, no necesariamente Bitcoin.

Bitcoin en España

SB: Tengo entendido que diriges una agrupación de bitcoiners, en la región en la que vives ¿es correcto? ¿Puedes contarnos más al respecto?

ESL: Un amigo, Claudiu Tanasescu, inició el grupo “Bitcoin Santander” en Meetup.com, un sistema para organizar reuniones locales, y me incluyó como administrador desde el principio. Hemos realizado ya 6 reuniones, menos de una por mes, y han sido bastante fructíferas, hasta el punto de que un visitante del grupo de Madrid nos dice que es mucho más interesante la nuestra, por tener un ambiente más distendido y por el buen nivel de los 4 miembros más activos: un matemático, un físico, y dos ingenieros de telecomunicación, todos apasionados de las criptomonedas que compartimos y comentamos lo que vamos sabiendo sobre el tema a la vez que introducimos a los que saben menos. De hecho, se ha incorporado un estudiante de Licenciatura de Economía que quiere hacer su trabajo de fin de carrera sobre Bitcoin, y básicamente recoge información y conocimientos de nuestro grupo.

SB: ¿Cuántos españoles, según estimas, son usuarios de Bitcoin?

ESL: Me resulta imposible hacer esa estimación. Es un número bajísimo en cualquier caso. Así que desvío la pregunta hacia los servicios o comercios que usan Bitcoin en España, lo cual es más visible. Lo más llamativo que se ha hecho es el proyecto llamado “Calle Bitcoin“, que consiste en que varios comercios de la calle Serrano de Madrid se han agrupado por la característica común de aceptar Bitcoins, al estilo de un “Bitcoin Boulevard” como el de La Haya o Berlín. Pero la actividad es más simbólica y publicitaria que efectiva, apenas se paga en Bitcoin. Incluye dos ATM (cajeros automáticos de Bitcoin): un Lamassu y un Robocoin. En Barcelona hay una empresa que incluso fabrica sus propios ATM: Paymaq, además de otros pocos comercios que aceptan Bitcoin, como un Bitcoin Café o un FabLab. Otro proyecto privado de bastante repercusión es el exchange P2P español Coinffeine. También se observa actividad notable en LocalBitcoins, y hay otros sitios web menores que también ofrecen servicios relacionados con Bitcoin.

SB: Si en donde tú vives salimos a la calle a preguntare a la gente “¿Qué es Bitcoin?”. ¿Cuál piensas que es la respuesta predominante?

ESL: En mi experiencia personal, hay un gran porcentaje de personas que si les pregunto por Bitcoin responden: “No tengo ni idea de qué es eso”. Otro gran porcentaje ha oído o leído algo en los medios, pero no saben nada más, y habitualmente tienen la percepción de que puede ser una estafa piramidal [N. del E.: ver, por ejemplo, las declaraciones de Alexander Bobadilla afirmando eso], o algo oscuro relacionado con actividades delictivas. Eso sí, cuando he dado conferencias para público que no sabía nada les resulta muy interesante y siempre quieren saber más, la curiosidad que despierta cuando se conoce es muy grande.

SB: ¿El Estado español mira de mala manera a Bitcoin? ¿Crees que puede haber algún intento por regular su uso o, incluso, prohibirlo?

ESL: En principio hay un vacío legal, por lo que se debe considerar por defecto simplemente un objeto electrónico, como cualquier otro objeto que se comercie (yo no estoy de acuerdo en que sea un objeto, pues el único “objeto” es el blockchain, pero legislativamente es mejor dejarlo así). Pero recientemente, la empresa Coinffeine ha solicitado a la Administración Pública un pronunciamiento explícito sobre el tema a través del buffete de abogados que la represenata, Avanlex, en particular refiriéndose a las casas de juego online que cobran en Bitcoin. La respuesta del Congreso y del Ministerio de Hacienda ha sido que Bitcoin no es dinero, pero que dichas casas de juego deben recibir una licencia de forma individual. Lo cual es como decir que lo consideran dinero solo para esos casos.

Es decir, en ausencia de legislación explícita, el gobierno quiere al menos controlar los impuestos de quienes operen en Bitcoin. De momento no ha habido más intentos de regulación o de prohibición, pero sí que creo que los habrá, no tanto para prohibirlo como para cobrar impuestos, es la mayor obsesión de los gobiernos aquí, en todas las llamadas “social-democracias”. Por otro lado creo que se seguirán los pasos que marque la Unión Europea, o dicho de otra forma, lo que se haga primero en Alemania llegará aquí poco después.

SB: ¿De qué particulares maneras beneficiaría a la población española el uso de Bitcoin?

ESL: En España estamos en el Euro, es decir, no hay moneda nacional propia. Pero los impuestos en toda Europa son muy altos, y aumentan con cada legislatura independientemente de quién gobierne. El sistema bancario y monetario europeo está más controlado incluso que el americano, todas las transacciones en euros pasan a través del sistema SEPA, y ello va encaminado al control férreo de impuestos. Por eso creo que cada vez más gente y empresas tratan de buscar la forma de disminuir esa carga y escapar a ese control, al menos parcialmente, y quizás Bitcoin llegue a ser una forma más habitual de hacerlo.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Crece la venta de pornografía infantil con Bitcoin

Crece la venta de pornografía infantil con Bitcoin

Lo aseguró The Internet Watch Foundation en su Informe Anual 2014. Para prevenirlo, dicen que habría que involucrarse con quienes "dirigen los servicios de Bitcoin". a compra...