Publicidad

La letra pequeña de las aseguradoras de Bitcoin. Coinbase como caso práctico.

Aseguradoras en Bitcoin. Leamos la letra pequeña
Aseguradoras en Bitcoin. Leamos la letra pequeña

Publicidad







Coinbase anuncia el contrato con Aon, una de las mayores aseguradoras del mundo. Sin embargo, hay que fijarse en la letra pequeña para darse cuenta que el trato no beneficia tanto al usuario como aparenta.


 

Parece imposible hablar de seguridad en el mundo Bitcoin sin hacer referencia al desastre de MtGox. Pero es que desde que su dueño, Mark Karpeles, clausurara el exchange y dejara sin dinero a sus miles de clientes, todos los usuarios andan con pies de plomo. Esta situación es de sobra conocida por las grandes empresas que alojan los ahorros en forma de bitcoins de sus usuarios y suelen protegerse ante cualquier circunstancia. La última en hacer público su protección ha sido Coinbase, pero es necesario leer entre líneas para ver que no es oro todo lo que reluce.

Anuncio de Coinbase

Según un reciente anuncio desde el blog oficial de Coinbase, la compañía se ha hecho eco de las preocupaciones de los usuarios y ha decidido publicar someramente el seguro bajo el que se encuentran.

Según Coinbase, el noviembre pasado contrató los servicios de Aon para asegurar los fondos que acumula. Aon presume de ser una de las grandes compañías de seguros del mundo, lo que le otorga solidez para hacer frente ante las potenciales pérdidas que pueda sufrir Coinbase.

Las pérdidas que cubriría Aon serían las provocadas por robos por medios físicos o informáticos, pérdida accidental e incluso por robo por parte de un trabajador de Coinbase. Esto blinda los posibles fallos por parte de Coinbase, pero las pérdidas provocadas por el usuario, éstas no son cubiertas ni por Coinbase ni por Aon. Este punto es bastante lógico desde el punto de vista que cada usuario debe hacerse responsable de la seguridad por su parte, pero también hace que Coinbase no se motive tanto a la hora de crear sistemas de seguridad más complejos que eviten el robo. De cualquier manera, parece todo ventajas para el usuario, al cual no se le cobra ningún tipo de comisión especial por el servicio.

Bajo cualquiera de estos supuestos, el contrato entre Coinbase y Aon resguarda los fondos que la primera tiene online. Y es aquí donde los detalles apuntan a que tal vez no estemos ante una protección tan buena como parece.

Fondos online vs. offline

La seguridad es punto fundamental en cualquier empresa que guarde ahorros de sus clientes. Esta seguridad es mucho más delicada y propensa a ataques cuando se encuentran en forma digital. Por suerte, las claves privadas de las carteras de Bitcoin pueden alojarse offline, donde los ataques informáticos son imposibles y los ataques físicos son evitados más fácilmente.

Coinbase sabe de esta “debilidad” online y ya desde su nacimiento publicaba que un 87% de sus fondos estaban guardados offline en cajas de seguridad y repartidos en varias localizaciones. Más recientemente extendían su servicio “Vault” a todos sus clientes. Este sistema permite tener nuestros bitcoins de forma offline. La desventaja de no tener acceso inmediato (las retirada de fondos puede tomar hasta 48 horas) es compensada con su aparente mayor seguridad. Según su anuncio, e incluso su FAQ, el porcentaje de fondos guardados offline pasarían del anterior 87% a un 97%: de cada 100 bitcoins que aloja Coinbase, sólo 3 están accesible online y con un riesgo algo mayor al sabotaje. Parece una buena medida hasta que la combinamos con el reciente anuncio.

Letra pequeña

A falta de saber más detalles del contrato entre Coinbase y Aon, siguiendo las palabras de los medios de comunicación oficiales de la primera, Aon tan sólo cubriría los fondos que posee Coinbase de forma online, es decir, un mísero 3%. Ante un ataque masivo contra Coinbase o ante su cierre, la posibilidad de que recuperemos nuestros ahorros es ínfima, siendo de cero si los teníamos en su servicio de Vault. Lo que partía como ventaja, ahora no lo parece tanto.

Otras compañías

Coinbase no es la única que presume de blindar sus fondos a base de aseguradoras. Xapo también aloja a buen recaudo bitcoins de sus clientes. Según su página de ayuda se crearía una situación contraria a la de Coinbase donde Xapo tiene asegurados los fondos bajo su servicio “Xapo Vault” (offline), pero no los alojados en su cartera online. Otra de las empresas del mundo Bitcoin, Circle, asegura que “en caso de pérdida o robo como resultado de un ataque a las reservas físicas o digitales, sus bitcoins están totalmente asegurados bajo los términos y condiciones de la política aseguradora de Circle”. A la espera de saber cuáles serían esos términos y condiciones, parece que Circle es la única que asegura el 100% de los fondos de sus clientes. Les faltaría tener clientes.

Conclusiones

Cada vez se hace más palpable la necesidad de recordad que con Bitcoin, “tú eres tu propio banco”. Desde el momento en que no controlamos la clave privada de nuestra cartera y confiamos nuestro dinero a un tercero, estamos a merced de sus problemas de seguridad y de las excepciones escritas en letra pequeña.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Los peligros de los exchanges Bitcoin

Los peligros de los exchanges Bitcoin

ctualmente alcanzar un papel relevante en la minería Bitcoin, tras la carrera tecnológica experimentada por los creadores de chips, está muy lejos del alcance del...