Publicidad

La moneda digital de Ecuador ¿Una realidad en 2015?

Ecuador, primer país en lanzar su propia moneda digital.
omicrono.com
Ecuador, primer país en lanzar su propia moneda digital.

Publicidad







Durante el verano del año pasado se dio a conocer de forma pública la decisión del gobierno de Ecuador de prohibir el Bitcoin, así como el resto de las criptodivisas, a través de un voto mayoritario de la Asamblea Nacional el 23 de julio.

La imposición de una prohibición total sobre Bitcoin por parte de algún país siempre ha sido algo inevitable. Lo que es sorprendente (e inesperado) en el caso de Ecuador es el anuncio simultáneo de sus planes para crear su propia criptodivisa nacional.


Obviando los beneficios prácticos como el registro público, eliminación de la falsificación, reducción de la corrupción en el sector publico, etc., el anuncio es importante porque desafía dos máximas (hasta la fecha) de las criptodivisas, es decir:

  1. ¿Puede una criptodivisa funcionar de forma eficiente de forma centralizada?
  2. ¿Podría extraerse efectivamente la funcionalidad de las criptodivisas del modelo de código abierto y la comunidad del Bitcoin y ser adoptada masivamente?

La decisión de Ecuador no parece un capricho y, casi con toda seguridad dado el calibre de dicha innovación tecnológica para un gobierno, no está planteada para mantener el statu quo de la economía global actual.

Otro golpe a la hegemonía del dólar

La “moneda digital” o “moneda virtual” de Ecuador limitaría y disminuiría el uso del Dolar USA en el país. La intención explícita de la Asamblea Nacional es que la criptodivisa de su banco central “permita al gobierno hacer pagos en dinero electrónico”, lo que evidencia sus planes de institucionalizar el uso de la divisa nacional para los flujos de caja internos y eliminar el dólar y la dependencia de divisas extranjeras.

La adopción de la “moneda digital” o “moneda virtual” tendría lugar supuestamente a partir de mediados del mes de Febrero de 2015.

Software de código abierto y descentralización

El primer aspecto de la criptodivisa planteada por Ecuador que levanta dudas es el hecho de que se trata de un plan estatal y, por lo tanto, centralizado.

¿Cómo podría el gobierno central de Ecuador y su banco central, integrar una tecnología dependiente de la descentralización si buscan descaradamente centralizarla, regularla y controlarla?

Antecedentes

El diseño de Satoshi Nakamoto de las direcciones Bitcoin, soluciona de manera inteligente el problema de los Dos Generales. La solución de Satoshi al doble gasto se alcanza gracias a la auto-organización y al consenso publicado en la blockchain, compartido y mantenido por los nodos P2P (la red Bitcoin).

Para el correcto funcionamiento del mecanismo de consenso, requiere que la red sea tan diversa y poblada como sea posible. La red no es uniforme y con una multitud de nodos representando diferentes intereses, tiene la característica de ser más descentralizada que una red en la que el 25% o el 50% de los nodos están controlados por unos pocos intereses  (o en el peor de los escenarios posibles, un único interés). La cualidad de ser descentralizado (y distribuido) es buena para una criptomoneda en que disminuye el riesgo de que unas pocas partes (o incluso peor, una única parte) dicten la política de la red y sus prácticas.

Muchas personas sienten que la naturaleza descentralizada del Bitcoin es su atractivo principal: no pertenece a nadie y pertenece a todo el mundo al mismo tiempo, esto forma parte de la visión brillante de Satoshi, y el “dinero compartido” continúa atrayendo capital, poco a poco alejándose de sus oscuros (pero virtuosos) orígenes.

La fortaleza de Bitcoin radica en la no necesidad de una entidad central de confianza que verifique la transacción.
Una de las fortalezas de Bitcoin radica en la no necesidad de una entidad central de confianza que verifique la transacción.

Moneda virtual de Ecuador

Por otro lado, la moneda digital nacional de Ecuador será por definición altamente centralizada, con una única parte, llamada Banco Central de Ecuador, controlando la red.

El Artículo 99 del proyecto de reforma de la Asamblea Nacional de Ecuador explica que un comité  regulador del gobierno será el encargado de la regulación de su divisa digital, mientras que el Banco Central de Ecuador se encarga de su desarrollo e implementación.

El reemplazo del dinero fiduciario por una moneda digital a nivel nacional e internacional se ve como el progreso natural y una victoria para Bitcoin, hasta que uno cae en la cuenta de que la implementación y el uso de la moneda siguen en el dominio del Banco Central, lo cual no es demasiado alentador.

Se puede argumentar que la implementación de una moneda como oficial en un país no tiene costes de entrada, ya que el dinero fiduciario ha sido históricamente adoptado de forma gradual. Es diferente al caso de Bitcoin, donde se requiere entrada de capital y un incremento de su adopción para la continuación de su existencia. Dicha moneda digital podría funcionar sin los atributos del consenso, la descentralización de la red y sin el sentimiento rebelde de “sé tu propio banco”.

Imaginemos los beneficios de tener una criptomoneda nacional que existe para “permitir al gobierno realizar pagos” e involucrar a más ciudadanos ecuatorianos en los pagos con monedas digitales. Llegado a este punto, la descentralización de la red bien podría ser irrelevante desde el momento en que la red existe solo para las necesidades de pago del gobierno.

El ejemplo del la moneda digital de Ecuador como implementación centralizada de este tipo de tecnología va a ser observado internacionalmente con gran interés. Hasta donde se sabe el Código establece que el dinero electrónico estaría respaldado en “los activos líquidos” del BCE  que podría incluir incluso deuda de la entidad. “Aunque las autoridades han dicho que estará respaldada, la norma legal no es clara”.

Ecuador ha sido capaz de extraer suficientes conclusiones de la breve historia del Bitcoin como para entender que las criptodivisas y los pagos electronicos son una buena idea. Entonces ¿qué hacer? Lanzar la suya propia, por supuesto.

Una vez prohibido el Bitcoin, ¿en que se basará la nueva moneda digital? y, ¿cómo se desarrollará sin el Bitcoin? Sigue leyendo aqui sobre la moneda digital de Ecuador.

El modelo software de código abierto.

Bitcoin es gratis y es Software de código abierto, posee todas las características que ello conlleva: obtención gratuita, copia gratuita (como las altcoins) y con el código fuente disponible, sin ningún tipo de condiciones restrictivas de copyright.

Otro punto fuerte de Bitcoin es su codigo Open Source lo que le aporta una comunidad enorme y a su vez le permite facilidades de implementación al ser de libre distribución.
Otro punto fuerte de Bitcoin es su codigo Open Source lo que le aporta una comunidad enorme y a su vez le permite facilidades de implementación al ser de libre distribución.

Este modelo de desarrollo basado en la comunidad tiene muchas ventajas. La participación general hace que los desarrolladores y los usuarios contribuyan por razones mas allá del mero lucro y que la colaboración global, las 24 horas del día, hace que los fallos de seguridad así como los bugs sean rápidamente corregidos y el consenso sea el que dirija el esfuerzo colectivo.

Dada la decisión del gobierno de Ecuador de implementar el dinero digital, a la vez que prohibir el Bitcoin y criptomonedas, se plantean muchos interrogantes ante este proyecto sobre todo en cuanto al desarrollo y su implementación. Seguramente, la Asamblea Nacional de Ecuador ya haya sido aconsejada en referencia a estos aspectos y próximamente veremos como se plantea la naturaleza de su experimento con el dinero digital.

Conclusiones

Además de porque representa el siguiente paso lógico en la evolución de la moneda, la decisión de Ecuador de adoptar una moneda digital está justificada en parte por los muchos beneficios prácticos que presenta. Reducir la dependencia en un sistema de pagos incómodo y anticuado, así como la dependencia del dólar, son motivos evidentes.

A pesar de toda la discusión, sobre la promesa de libertad que representa Bitcoin, es interesante que un estado socialista liberal prohíba el Bitcoin, implante su propio modelo y le imponga un fuerte control estatal y de su banco central. Extrapolando el ejemplo de Ecuador al escenario político de occidente y a la cultura capitalista reguladora, podría posiblemente marcar el futuro del Bitcoin.

¿Serán capaces el gobierno y el banco central de Ecuador de conseguir la adopción deseada para esta nueva divisa?

El grado de accesibilidad de la moneda digital de Ecuador, así como el alcance de la participación de la comunidad en su desarrollo, continúan siendo una incógnita por ahora. También existen dudas sobre el cambio internacional y hasta qué punto las contrapartes extranjeras y los acreedores aceptarán la moneda Ecuatoriana.

Si tienes mas información, por favor no dudes en dejar un comentario.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
BTCenEspañol 22. Otros usos de Bitcoin como tecnología

BTCenEspañol 22. Otros usos de Bitcoin como tecnología