Publicidad

Los desafíos para convertir al BTC en moneda de uso común

Los desafíos para convertir al BTC en moneda de uso común
Los desafíos para convertir al BTC en moneda de uso común

Publicidad







La mayor parte de los lectores de esta nota ya conocen Bitcoin y poseen algunos; otra parte de los lectores estarán llenando captchas para poder juntar unos satoshis (equivalente a 0,00000001 BTC y hay páginas, llamadas faucets que entregan cantidades de entre 1 y 2000 como pago por ver sus publicidades); otros estarán haciendo tareas o vendiendo bienes o servicios por bitcoins; y otros estarán minando cloud o “disfrutando” de zumbido de sus mineros en casa; unos pocos afortunados habrán minado grandes cantidades tiempo atrás y las tendrán acumuladas o invertirán de diferentes maneras. Pero todos estarán de acuerdo en una cosa, el BTC es “la moneda del futuro” y su valor será muy superior al actual en unos años.


Día a día nos enteramos de nuevas inversiones, compañías que comienzan a aceptarlo y países que lo regulan, incluso vemos noticias en medios no especializados, hasta tapas de revistas económicas o de negocios. Sin embargo cuando comentamos al respecto en el trabajo, facultad, reuniones de amigos, los conceptos que tienen las personas suelen ser o de total desconocimiento o que es algo muy riesgoso y pequeño en el que sólo están un puñado de locos.

¿Si realmente es tan superior a las monedas FIAT como creemos, por qué cuesta tanto que se instale en el común de la gente?

1- Desconocimiento: Seamos claros, la mayor parte de la gente no tiene idea que es Bitcoin, algunos recuerdan haber oído o incluso leído notas al respecto, pero no les interesó lo suficiente para meterse en un tema que les pareció ajeno, muy complejo o una cosa de geeks.
2- Temor a la volatilidad: Un activo que sufre en forma habitual fluctuaciones de 20-50% en una semana genera mucha incertidumbre a la gente para atesoramiento y los comerciantes no se ven interesados en fijar precios en una moneda tan volátil. Servicios como BitPay, que permiten eliminar la volatilidad para el comerciante no son lo suficientemente difundidos.
3- Temor a ser hackeado: Permanentemente hay noticias respecto a que tal o cual gran compañía ha sido hackeada, las personas ven Internet como algo inseguro (con gran dosis de razón aunque mayormente por su propia culpa) y no quieren almacenar sus ahorros allí. ¿Y si hackean Bitcoin? Decirles que la cadena de bloques es inhackeable, que pueden almacenar los bitcoins en su propia máquina desconectada de la red o incluso transferirlos a su cerebro con una brainwallet, sólo aumentará sus sospechas y hasta puede que se vean tentados a llamar al manicomio.
4- Es irreversible: En general la gente está acostumbrada a poder revertir operaciones, ¿No te gustó el calzado que compraste?, Te devolvemos tu dinero, ¿Apareció un cargo en la tarjeta? Lo desconoces y se retrotrae. Todos sabemos que esto nunca es tan fácil, pero les da tranquilidad saber que llegado el caso podría ser así.
5- El minado con muy pocas excepciones es antieconómico: Ésta nos afecta a quienes ya estamos convencidos de la moneda. En su momento minar en casa era divertido y permitía obtener monedas en cantidades apreciables. Hoy en día es prácticamente imposible, los equipos especializados en pocos meses quedan obsoletos y difícilmente llegan a recuperar lo que se pagó por ellos más el costo eléctrico de su operación, especialmente si la entrega internacional se demora. Con los contratos en la nueb, el panorama es parecido con pocas honrosas excepciones. Con lo que quien quiere usar la moneda debe adquirirla. Realmente comprar BTC con FIAT (moneda estatal) sólo para después ir y pagar una cerveza y una pizza, que se podría haber comprado directamente con FIAT directamente, no parece tener mucho sentido.

¿Qué podemos hacer?

Divulgar, divulgar, divulgar: debemos transmitir lo que sabemos y hacerlo de la forma más sencilla posible. Para que una persona que no está en el tema lo entienda. Si vamos a usar un término técnico, explicarlo de la forma más sencilla posible.
Hay nichos específicos donde la ventaja del Bitcoin es perceptible en forma inmediata. E.j.: Remesas. Cuanto tengamos contacto con alguien que habitualmente paga entre 3 y 13% del dinero que envía o recibe a una empresa de remesas eduquémoslo respecto al Bitcoin, quizás al principio quiera hacer una prueba con cantidades marginales, pero cuando vea la cantidad de dinero que se ahorra y la inmediatez de la transmisión habremos conseguido un converso.

Hay otros casos similares, el caso es que al difundirlo y aumentar la cantidad de operaciones y el volumen operado paulatinamente se estabiliza el mercado ya que cada operación individual tiene menos peso. En ese punto comenzará a ser más viable para el común como moneda de ahorro y para el comerciante, lo que aceleraría el círculo virtuoso de aceptación.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Bitcoin Investmen Trust

Pistoletazo de salida a los fondos de inversión de Bitcoin ($GBTC). Primeras impresiones

Como ya pudimos ver en SobreBitcoin con anterioridad (BIT, el primer fondo de inversión Bitcoin aprobado por autoridades financieras) la salida a bolsa del fondo...