Publicidad

Los peligros de los exchanges Bitcoin

Los peligros de los exchanges Bitcoin

Publicidad







Actualmente alcanzar un papel relevante en la minería Bitcoin, tras la carrera tecnológica experimentada por los creadores de chips, está muy lejos del alcance del usuario común. La complejidad y el coste de los aparatos, así como la amplitud de la red han reducido mucho su rentabilidad y solo grandes empresas o personas con electricidad a bajo coste o mucho capital inicial pueden conseguir rentabilizar sus inversiones en minería. Más aún con la caida de los precios, los mineros con mayores costes de electricidad o hardware menos eficiente poco a poco se empiezan a ver obligados a apagar sus equipos

Por otro lado todavía es muy pronto para encontrar trabajos reales pagados en Bitcoin, son varias las redes sociales y páginas web que intentan poner en contacto a empleadores y trabajadores que estén dispuestos a hacerlo a cambio de BTC, aunque según parece la incógnita sobre las cotizaciones y  la legalidad experimental todavía inspiran cautela a la gran mayoría de empleadores. También se encuentran en este grupo los apostadores profesionales, jugadores de poker y otros juegos de apuestas que se refugiaron en el Bitcoin para huir de las leyes del juego.

La realidad es que los pocos empleos pagados en Bitcoin que encontramos son muy  técnicos y relacionados con el mundo crypto. Así la manera que tiene el gran público de formar parte de la revolución Bitcoin es comprándolos pagando con sus euros o dólares a través de las casa de cambio conocidas como “exchanges”. La libertad que emana de esta revolución tecnológica da la posibilidad, a aquellos que dispongan o estén dispuestos a adquirir unos conocimientos relativamente accesibles, de convertirse en jugadores efectivos de la economía.

Los exchanges

Es relativamente sencillo montar tu propio exchange (en relación a lo complejo que sería abrir un banco o una casa de cambio tradicional) y por esto aún, en la mente de la mayoría, queda el resquicio de duda sobre el responsable del exchange en el que tenemos nuestro dinero, a fin de cuentas cuanto menor filtro y menores barreras de entrada también mayor riesgo de problemas de todo tipo, desde estafas puras y duras a robos provocados por falta de seguridad.

Gox
Confiar en terceras partes implica ceder el control de nuestras claves, y por tanto perder el poder sobre nuestros bitcoins. Gracias a Bitcoinmagazine por la imagen.

Los exchanges son a día de hoy las empresas que más dinero mueven en el mundo crypto, pero en el escenario post Mt Gox debemos saber que nada es “demasiado grande para caer”. Debemos mantener la guardia alta, los exchanges no son nuestros wallets. Tenemos bitcoins porque queremos seguridad y ser auténticamente poseedores de nuestro dinero, sin embargo tener el dinero en el exchange es igual que dejarlo en un banco, pero con las desventajas añadidas ya mencionadas en los párrafos anteriores.

Los únicos bitcoins que hay que tener en el exchange son aquellos con los que vamos a operar a corto plazo. Se recomienda el “almacenamiento frio” para grandes cuentas, wallets en los que la clave privada se encuentra offline en todo momento salvo cuando queremos realizar la transferencia. De esta forma estaremos bastante a salvo. Además a la hora de utilizar un exchange en particular, debemos seguir con regularidad la información que surja al respecto del mismo en redes sociales y foros, para que nunca nos puedan pillar desprevenidos (como a tanta gente en MtGox).

Gracias a múltiples iniciativas empresariales el almacenamiento en frío poco a poco va simplificándose para el usuario final mediante proyectos como Trezor, en los cuales uno puede delegar la gestión de sus claves privadas sin peligro.

Coinffeine
Bankinter ya se ha fijado en Coinffeine, la primera empresa del mundo constituida con capital social en bitcoins.

Exchanges descentralizados

De igual modo no solo por parte del almacenamiento con proyectos como Trezor, también surgen soluciones para el intercambio de bitcoins. Coinffeine es una empresa apoyada por Bankinter y la primera en constituirse en el mundo con capital social en bitcoins y nace atendiendo a una necesidad clave del sistema, dada la naturaleza descentralizada del Bitcoin, es demasiado arriesgado e ineficiente verse obligado a acudir a casas de cambio como las existentes para negociar nuestros bitcoins, los exchange tradicionales centralizan el intercambio de forma que cuando uno deposita sus bitcoins en una casa de intercambio, no tiene acceso a la clave privada y por tanto a partir de ese momento tiene que dejar de confiar en sus propias capacidades para mantener sus BTC a salvo para pasar a confiar en la entidad en la que ha depositado su transacción.

Este hecho genera incentivos para que se produzcan diversos tipos de problemas (ataques informáticos, estafas…) que puedan afectar a los usuarios, y por tanto, los usuarios para que el sistema funcione de manera eficiente poco a poco deberán ir migrando hacia sistemas de intercambio descentralizado como Coinffeine, que si bien aun esta en sus primeras fases de desarrollo ya se encuentran en pruebas y avanza a buen ritmo he de decir. De este modo el usuario final volverá a recuperar el control sobre sus private keys…algo que no debió perder nunca.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Bitcoin as normal currency

Organismo del Ministerio de Hacienda reconoce Bitcoin como moneda

A través de una consulta no vinculante a la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), organismo perteneciente al Ministerio de Hacienda, se ha declarado que...