Publicidad

Se publica la “BitLicense”. Protección del usuario a costa de más regulación

Se publica la "BitLicense". Protección del usuario a costa de más regulación
Se publica la "BitLicense". Protección del usuario a costa de más regulación

Publicidad







Tras casi un año desde su propuesta inicial, el superintendente de la oficina de los Servicios Financieros del estado de Nueva York ha publicado lo que será la regulación que controle los negocios alrededor de Bitcoin que operen en el estado de la gran manzana. La “BitLicense” (PDF) opta por regular a los negocios que tengan acceso a los fondos de sus clientes, no a desarrolladores ni a los mismos usuarios. Una regulación que dificulta el surgir de pequeñas compañías, pero que da seguridad a los usuarios.


Ben Lawsky lanza lo que posiblemente sea su último documento antes de retirarse de la oficina de Servicios Financieros del estado de Nueva York a finales de este mes de junio. Pero ha sido durante este último año que se propuso publicar la legislación que quiere presentar el marco legal bajo el que se amparen los negocios relacionados con Bitcoin.

La bautizada como “BitLicense” se publica con la intención de actualizar la legislación referente a los transmisores de capital, legislación que “data de la guerra civil y que no funcionaría para las monedas digitales”, según el mismo Lawsky.

Cambios desde el borrador

Desde SobreBitcoin os explicamos punto por punto el contenido y sus consecuencias para los usuarios de Bitcoin. Desde aquel borrador los cambios a destacar serían:

  • No hace falta consultar los cambios menores de actividad, aunque sí que habrá que hacerlo cuando se pase de una actividad no regulada a una que sí esté (Sección 200.10).
    Los desarrolladores de software están excluidos de la obligación de adquirir una licencia de operaciones (Sección 200.2).
  • El software de las empresas con licencia no necesita ser inspeccionado por una tercera parte, si no que tan solo tiene que ser descrito y ofrecer la seguridad exigida (Sección 200.16)
    La oficina de Servicios Financieros no debe ser informada de las acciones o transferencias sospechosas en el mismo momento de producirse, sino que deben ser reportadas según las normas estatales y federales (Sección 200.15).
  • Las empresas con licencia deberán tener personal específicamente entreando para llevar a cabo mediadas para evitar el lavado de capitales (Sección 200.14).

Puntos sin clarificar

Aun con los cambios mencionados y el periodo de revisiones, han quedado cosas que pueden llevar a la confusión. Por ejemplo, no queda claro si los nodos de la red Bitcoin pueden ser considerados transmisores de capital, aunque se puedan considerar transmisores sin fin financiero. Tampoco queda claro si los mineros que creen un bloque pueden ser considerados “emisores de moneda”. También podría darse el caso de un desarrollador de una altcoin llegue a necesitar licencia.

Es posible que estos detalles, aunque no caigan fuera de la BitLicense, no se tengan en cuenta a la hora de requerirla.

Consecuencias

Los principales afectados por esta nueva regulación son aquellas empresas que quieran controlar los fondos de sus clientes de alguna forma. Cajas fuertes virtuales, exchanges (tanto con dólares como con criptomonedas) e incluso servicios que compran y vendan criptomonedas serían los ejemplos más claros de los servicios que requerirían el tener la licencia. Carteras de Bitcoin quedarían excluidas de cualquiera de estas categorías.

Quienes saldrán ganando serán los usuarios, los cuales estarán más protegidos sabiendo que las empresas poseedoras de licencia tienen todos los requisitos legales para operar. Aunque estarán obligados a registrarse para todos estos servicios y evitar el lavado de capitales.

Es muy importante destacar que la BitLicense solo es aplicable a aquellas empresas que ofrezcan sus servicios a usuarios que vivan en el estado de Nueva York. En ningún caso se aplicará o exigirá a empresas internacionales sin clientes neoyorquinos.

El que muchas empresas no quieran pagar las comisiones de emisión de licencia (5.000 dólares) ni llevar a cabo los controles ni informes que exigen, puede tener como consecuencia el que se vean obligadas a retirar sus servicios a sus clientes de Nueva York específicamente. Algo que contrasta con la universalidad de Bitcoin.

En la presentación de la BitLicense, sobre la posibilidad de prohibir Bitcoin, Ben Lawsky ha comentado “¿Cómo exactamente alguien puede prohibir un código informático?”, a lo que añadía,

Los reguladores financieros necesitan reconocer que en lo respecto a monedas digitales y otros sistemas de pago, el genio ya está fuera de la lámpara.


2 comentarios

    1. Una pena para las pequeñas empresas que no ofrecerán servicios en Nueva York, pero hay mucho dinero en Wall Street como para que las grandes no inviertan en obtener la BitLicense.

No se puede comentar.

Publicidad
Otros artículos
Cerrar
capgemini-sobrebitcoin

Para Capgemini ignorar Bitcoin es un lujo inadmisible

n nuevo informe de consultoría y servicios de tecnología de la empresa Capgemini publicado el 13 de noviembre, sostiene que los libros de contabilidad blockchain...