Publicidad

Qué hacer para reclamar deudas en bitcoins

Qué hacer para reclamar deudas en bitcoins
Qué hacer para reclamar deudas en bitcoins

Publicidad







La supuesta falta de regulación del Bitcoin en el ordenamiento español genera dudas entre la comunidad en aquellos casos en los que un usuario es acreedor de una deuda en Bitcoins. Préstamos P2P, ventas no realizadas o deudas por servicios prestados, todo ello valorado en bitcoins, no impide a los acreedores acudir a un procedimiento civil de reclamación de deuda y/o ejecución.


Mientras no esté expresamente regulado el estatus legal de Bitcoin (el eterno debate:  divisa o commoditie) en España, nuestro ordenamiento civil va a seguir considerando a estas unidades de intercambio como un bien susceptible de valoración económica. Eso quiere decir que si somos acreedores de una deuda en bitcoins y queremos acudir a los tribunales para reclamarla, tendremos que hacerlo como si lo que estuviéramos reclamando sea un incumplimiento de contrato, y con su correspondiente valoración en Euros. Aquí presentamos unos breves apuntes que servirán a profesionales del derecho y particulares en casos de este tipo.

1-Documentar correctamente la deuda

Para fundar correctamente una reclamación de bitcoins será necesario, antes de interponer una demanda, saber si tenemos la documentación correcta para fundarla. En particular es importante tener en nuestras manos las comunicaciones de las partes que hicieron nacer la deuda y datos que permitan obtener la identidad del deudor.

Por ejemplo, si hemos comprado bitcoins a través de Localbitcoins mediante transferencia bancaria, y el deudor no nos ha entregado los bitcoins, de aquí podemos obtener tres elementos muy importantes:

  • La cuantía de la deuda que nos servirá para cuantificar la demanda,
  • La conversación mantenida por deudor y acreedor que servirá para demostrar ante el juez qué obligaciones tuvieron las partes y quién las ha incumplido
  • Los datos bancarios, que nos servirán especialmente para que el juzgado localice al deudor en caso de que no tengamos datos suyos (art. 156 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

Con estos tres elementos ya tendremos medios como para fundar una demanda civil.

2-Cómo fundar la demanda

Los juzgados españoles no están demasiado duchos en cuanto a tecnología y las consecuencias jurídicas de su desarrollo. Es probable que el personal del juzgado que se haga cargo de la demanda nunca haya oído hablar de Bitcoin, ni de intercambios P2P, ni nada que se le parezca. Es por ello que tenemos que ser especialmente cuidadosos en la definición que hagamos en la demanda.

Aquí publicamos un texto introductorio que ha servido en varios tribunales de España a la hora de fundar una demanda relacionada con bitcoins:

El Bitcoin es una divisa o moneda electrónica cuyo valor se refleja en un archivo informático que permite en determinados establecimientos que lo admitan, el intercambio por bienes y servicios. Se trata de una divisa electrónica que según el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que en su Respuesta Vinculante nº SUG/00239 dirigida a la Dirección General del Juego, establece para el Bitcoin las mismas obligaciones que al dinero fiduciario. Además, su consideración como dinero está reconocida también por el Banco Central Europeo en su Reporte sobre el programa de monedas virtuales del año 2012 y el Gobierno español ha respondido a pregunta parlamentaria admitiendo al Bitcoin como dinero y sugiriendo su afectación por la Ley 10/2010 de prevención del blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo, recordando que ésta establece en su art. 34,2 como medio de pago “Cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador”.

Esta divisa tiene un precio altamente volátil, y en pocas horas o minutos la relación Bitcoin-Euro puede variar en función de las compras y ventas que se hagan en el día, algo similar al proceso de compraventa de moneda extranjera.

Con esto ya podremos ilustrar en el Juzgado de qué va esto de Bitcoin. Y con esto aclarado, el siguiente paso será, con las fechas y documentos que hemos recolectado, dejar claro cuándo se empezó a incumplir el acuerdo de compraventa y los detalles del mismo.

3-Cómo valorar en dinero fiduciario la demanda

La Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), que es la aplicable para este tipo de asuntos, requiere que se haga una valoración económica de los bienes o derechos discutidos (art. 253.3 de la LEC). Y esto no está exento de dificultad para Bitcoin.

Pongamos que hicimos una entrega de bitcoins y por alguna razón no se nos entregó el dinero que debíamos percibir por esa entrega. Intentamos negociar con la otra parte y no hubo manera, pero cuando fuimos a interponer la demanda, el precio de Bitcoin cambió drásticamente; ¿qué hacer? ¿cómo justificar ante el juez el valor económico de nuestra pretensión?

En los casos en que se hubiera pactado a cambio de los bitcoins una determinada cantidad de dinero, el asunto es más sencillo ya que bastará con determinar la cantidad de dinero no percibida más el interés legal aplicable (un 8,05% para el primer semestre de 2015). Pero el problema viene cuando en la operación no ha intervenido ninguna moneda fiduciaria, como por ejemplo los casos de préstamos en Bitcoin (alguien prestó Bitcoins y debe recibir Bitcoins a cambio).

En estas situaciones, al no existir una valoración oficial de Bitcoin, nosotros recomendamos valorar la demanda mediante el valor medio de mercado obtenido entre la oferta existente al momento de incumplirse la obligación en los diferentes mercados de compraventa. Esto es importante dejarlo asentado en la demanda porque nos permitirá, en caso de incumplimiento, asegurar el valor de lo reclamado mediante el proceso de ejecución.

En la demanda, es importante solicitar el embargo preventivo de bienes por el valor que hemos comentado y añadir este importante ítem:

OTROSÍ DIGO: Que atento a que los bitcoins son un valor que no tiene soporte físico ni titularidad verificada, sino que la misma se presume para el tenedor del archivo informático que los soporta, se solicita la práctica de medida cautelar de EMBARGO PREVENTIVO DE BIENES, por el valor del objeto de esta demanda, en atención al art. 727 1º de la LEC, o subsidiariamente, en atención a la particularidad del soporte informático del archivo que contiene la cantidad reclamada, el depósito de la clave privada (private key) del mencionado archivo informático, en soporte digital (CD) así como declaración del demandado ante el Secretario Judicial donde atestigüe la inexistencia de copia de la misma que pueda alterar, de manera remota, la cantidad de bitcoins almacenados, bajo pena de falso testimonio en caso de alteración posterior del archivo.

De esta manera podremos facilitar al Juzgado la toma de una decisión.

4-Conclusiones

Parece evidente que los Juzgados y Tribunales españoles, amén de otros problemas, no están todavía preparados para incorporar a su actividad diaria la resolución de problemas derivados de avances tecnológicos como este.

Es importante que los profesionales del derecho (abogados, procuradores, notarios, agentes judiciales, etc.) que estamos prestando atención a todo esto, empecemos a crear hábitos y procedimientos que permitan la paulatina incorporación de estos avances, y que los sistematicemos. Y también que acostumbremos a los operadores judiciales y de la Administración a que este tipo de disputas van a estar a la orden del día en poco tiempo.

 


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Ya se pueden ganar bitcoins jugando a Minecraft

Ya se pueden ganar bitcoins jugando a Minecraft

A partir de esta semana se puede jugar a Minecraft y ganar bitcoins. Esta frase no tendría ningún sentido hace un lustro pero hoy en...