Publicidad

Sobre la transigencia y el rol de los expertos en Bitcoin


Publicidad







Entre los partidarios de Blockstream / Core están, por un lado, los Blockstream boys, es decir los sujetos que han sido contratados específicamente para beneficiar a esta entidad a expensas de Bitcoin. Los Blockstream boys no tienen una teoría que respalde su accionar –lo que dicen para justificarse cambia constantemente– sino un objetivo y una estrategia para alcanzarlo. Para ellos, el lenguaje no es ese maravilloso instrumento que nos permite comprender mejor la realidad, sino una simple herramienta de manipulación de seres humanos. Por eso huyen del debate y tratan de moldear e imponer su relato mediante la censura y la coacción.

Pero entre los partidarios de Blockstream / Core también están los que adhieren genuinamente a la teoría del “Consenso Extremo”, un atavismo heredado de nuestro pasado tribal que ha sido identificado y estudiado por Mengerian. Veamos de qué se trata.


Por Mengerian

Ciertos asuntos controvertidos pueden interpretarse de manera diferente dependiendo de si se percibe a Bitcoin a través de la lente del “Consenso Extremo” o la lente del “Consenso de Mercado”.

Transigencia

Recientemente ha habido muchos llamados a la transigencia dirigidos a los partidarios de Bitcoin Unlimited y a los partidarios de Bitcoin Core. En este sentido, algunas propuestas que han dado que hablar son Segwit2MB, de Sergio Demian Lerner, y Extension Blocks. Las respuestas han sido variadas, y muchas personalidades bien conocidas de la comunidad ven en esta clase de propuestas una posible manera de unir a la las partes mediante una muy necesaria contemporización.

Vistas a través de la lente del Consenso Extremo, estos llamados a la transigencia tienen sentido. Como se cree que las propiedades de Bitcoin se basan en un fuerte consenso social, una comunidad unida es vista como una condición necesaria para el progreso técnico. Cualquier brecha en la comunidad es vista como una fuente de debilidad y desorden en Bitcoin, con el potencial de minar el entusiasmo puertas adentro, y, puertas afuera, de beneficiar a criptomonedas con comunidades más armoniosas.

Es natural que las personas tengan diferentes opiniones acerca de cuál es la mejor hoja de ruta para el desarrollo de Bitcoin. Puesto que, a través de la lente del Consenso Extremo, el consenso social es visto como una condición sine qua non para el progreso técnico, la reconciliación de estos diferentes caminos se presenta como una necesidad. Si los expertos no están de acuerdo en cuál es el mejor camino a tomar, la transigencia parece ser la única manera de avanzar.

Sin embargo, cuando se perciben a través de la lente del Consenso de Mercado, la controversia y los desacuerdos radicales no son vistos necesariamente como problemas fatales. Cuando hay diferentes caminos potenciales, cabe esperar un debate que permita a los participantes del mercado informarse acerca de las fortalezas y debilidades de las diferentes propuestas.

Desde el punto de vista del Consenso de Mercado, la idea de que los diferentes grupos deben contemporizar tiene poco sentido. La teoría sugiere que cada propuesta será juzgada según sus méritos por el mercado. Si de un lado hay gente dispuesta a respaldar con valor económico una opción, y del otro lado hay gente dispuesta a respaldar con valor económico otra opción, no se puede ni se debe obligar a todos a formar un solo grupo.

La mejor forma de resolver el desacuerdo, según el Consenso de Mercado, no es negociar hasta llegar a un acuerdo que apacigüe a todas las partes, sino ofrecer a los participantes del mercado una forma de respaldar sus opiniones con compromisos económicos. Por ejemplo, se podría ofrecer a los inversores la negociación de futuros en un exchange. Esto resolvería el impasse de una forma que recompensaría las elecciones que atraen más valor hacia Bitcoin, lo que redundaría en un Bitcoin más valioso para todos.

Expertos

La dificultad a la hora de conciliar opiniones divergentes para lograr un consenso social unificado es la razón por la cual los partidarios del Consenso Extremo atribuyen gran importancia a las opiniones de los expertos. Como Bitcoin es un sistema difícil de entender, tiene sentido asignar más peso a las opiniones de aquellas personas con pericia demostrada o conocimiento especializado. Y puesto que en torno a ciertos asuntos hay una diversidad de opiniones prácticamente ilimitada en la comunidad, sería imposible llegar a un consenso si cada una de las miles de opiniones diferentes fueran consideraras igualmente relevantes. Las opiniones divergentes se consideran potencialmente dañinas, ya que dificultan el consenso social. Y si estas opiniones divergentes están mal fundamentadas o basadas en malos entendidos, son doblemente perjudiciales.

Por estas razones, tiene sentido que la aceptación de la teoría del Consenso Extremo se asocie a una propensión a asignar un gran peso a las opiniones de aquellos que son vistos como expertos, y a descartar las opiniones divergentes.

Quienes adhieren al Consenso de Mercado también valoran la opinión de los expertos; la diferencia es que obligan a los expertos a someter sus opiniones a una prueba de mercado. También perciben el problema que supone tratar de conciliar una miríada de opiniones, pero su solución para resolverlo se basa en un mecanismo de mercado que exige que los participantes respalden sus opiniones con compromisos económicos.

Quienes miran a través de la lente del Consenso de Mercado tienden a sospechar de los autoproclamados “expertos” que tratan de evitar que sus propuestas sean sometidas al juicio del mercado. Tienen presente el provecho que se obtiene, en términos de prestigio e influencia, al asumir el papel de experto, y que sin atender a ganancias y pérdidas puede ser difícil distinguir las opiniones sesgadas de las que procuran aportar un valor genuino a Bitcoin como sistema.

Conciliar las diferencias

En cierto sentido, las diferencias de interpretación entre las teorías del Consenso Extremo y el Consenso de Mercado son sutiles. Las dos teorías pueden ofrecer a menudo apreciaciones similares acerca de las ventajas y desventajas de las diferentes opciones técnicas. La principal diferencia es la guía prescriptiva que los dos enfoques nos ofrecen sobre cómo deben sopesarse estos pros y contras.

La teoría del Consenso Extremo sugiere que las diferentes opciones deben ser discutidas y ponderadas cuidadosamente, y que la comunidad debe llegar a un consenso social antes de que los cambios técnicos sean implementados.

La discusión y el debate también tienen un lugar en la teoría del Consenso de Mercado. Pero cuando el acuerdo no parece posible y es necesario elegir un camino, esta teoría ofrece un método para facilitar esa elección: permitir que las opciones sean sopesadas por participantes del mercado dispuestos a poner en juego sus propios recursos económicos, que disfrutarán de beneficios o sufrirán pérdidas dependiendo de la sabiduría de su decisión.

Leer texto original, en inglés

La entrada Sobre la transigencia y el rol de los expertos en Bitcoin aparece primero en Bitcoin en Español.

Noticia original de ElBitcoin.org


Publicidad
Otros artículos
Cerrar

Interpol realiza entrenamiento con Dark Net y criptomonedas

on la creciente utilización de las criptomonedas y plataformas de comunicación aseguradas por las más recientes innovaciones criptográficas, hemos alcanzado una era en la que...
A %d blogueros les gusta esto: