Como hemos informado anteriormente, Internet es el lugar de mayor riesgo para los usuarios de criptomonedas, con técnicas como el phishing y el malware que amenazan incluso al usuarios más hábiles desde el punto de vista informático. En este sentido, las tiendas de aplicaciones oficiales como la Google Play Store, no se escapan de esta realidad. De hecho, en diciembre de 2017, más de 10,000 personas habían descargado apps falsas…

Noticia original de CoinCrispy