Vivimos una época donde la minería de criptomonedas a través de extensiones de navegador o el conocido minero basado en Coinhive está desplazando al ransomware como la herramienta predilecta de los hackers para generar ingresos. Ahora, se ha conocido un nuevo minero basado en el lenguaje de programación Python, y que utiliza los exploits filtrados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) para obtener ingresos…

Noticia original de CoinCrispy