Publicidad

Un estudio halla un número creciente de BATM en Bélgica y los Países Bajos


Publicidad







El número de cajeros automáticos de criptomonedas en Bélgica y los Países Bajos está creciendo, según los datos recientemente publicados. Amsterdam es líder entre las principales ciudades de la región de Benelux, con 12 máquinas que admiten transacciones de monedas digitales. Luxemburgo, que es un centro global de finanzas tradicionales, se está quedando rezagado en términos de los servicios de cifrado disponibles.

Los países del Benelux, corazón de Europa en muchos aspectos, no solo son geográficamente cercanos y culturalmente similares, sino que también disfrutan de un alto grado de integración económica. A la comunidad criptográfica europea le gustaría ver el mismo nivel de cohesión cuando se trata de la adopción de criptomonedas en los tres estados, todos miembros fundadores de la Unión Europea. Los datos publicados recientemente sugieren, sin embargo, que difieren en al menos un aspecto relacionado con la criptografía: la disponibilidad de servicios de cajero para efectivo digital.

En los últimos años se han instalado varias máquinas expendedoras de criptomonedas en ciudades holandesas y belgas, y Ámsterdam es el líder pronunciado. Conocida por sus numerosos canales, la ciudad más grande de Holanda pronto será famosa por sus cajeros automáticos de bitcoin, 12 actualmente están operando allí, según un informe publicado por Statista. Al menos dos de ellos admiten compras y ventas de criptomonedas como bitcoin core (BTC), ethereum (ETH) y litecoin (LTC).

A partir de agosto de 2018, Amberes, la segunda área metropolitana más poblada de la vecina Bélgica, se encuentra a un lejano segundo detrás de Amsterdam, con 3 BATM. Bruselas, la capital belga, y Rotterdam, la segunda ciudad holandesa más grande, tienen dos dispositivos que venden monedas digitales. Según Coinatmradar, una de las máquinas en Bruselas, que es un dispositivo de solo compra, ofrece a los usuarios la oportunidad de comprar bitcoin cash (BCH) junto con bitcoin core (BTC), ethereum (ETH) y litecoin (LTC).

Doce otros destinos en los dos países tienen al menos una máquina de cifrado. Estas incluyen las ciudades de Sint-Truiden, Ghent y Hasselt en Bélgica, así como Almere, Utrecht, Eindhoven, Oudenbosch, Tiburg, Bavel y Hoorn en los Países Bajos. La Haya, la sede del gobierno holandés, y el aeropuerto de Schiphol, en las afueras de Ámsterdam, tienen cada uno un cripto cajero automático operativo. Los dispositivos en los dos países son parte de más de 3.660 BATM instalados a nivel mundial a partir de septiembre de 2018.

El vecino Luxemburgo, que se ha establecido como un centro financiero y bancario internacional, no está cubierto por el informe Statista. La base de datos Coinatmradar tampoco contiene información sobre cajeros criptomonedas en su territorio. De acuerdo con otro estudio, realizado a principios de este año, el 92% de sus residentes declaró que no poseía ninguna criptomoneda. Al mismo tiempo, el 6% dijo que tenían núcleo bitcoin (BTC), y el 2% admitió que poseían bitcoin cash (BCH), ethereum (ETH) y / o ripple (XRP). Los datos indican una extensión y uso relativamente limitado de las criptomonedas en Luxemburgo.

En general, los residentes de la región de Benelux poseen menos efectivo digital que el consumidor europeo promedio, señala Statista. El mayor número de propietarios de cifrados se ha encontrado entre los holandeses este año, y en los primeros tres trimestres de 2017 hubo aproximadamente 44.000 transacciones comerciales de bitcoin (BTC) en los Países Bajos. Una encuesta realizada a principios del año pasado, antes de que el interés público aumentara con los precios de mercado en alza, mostró que el 46 por ciento de los encuestados en Holanda había oído hablar de las monedas digitales.

Como en la mayoría de Europa, la situación regulatoria en los países del Benelux necesita un enfoque más integral. Sin embargo, en el último año, las autoridades en Bélgica han emitido advertencias sobre los esquemas fraudulentos relacionados con las inversiones en cifrado. En junio, el regulador financiero holandés, AFM, dijo a las instituciones que invierten en criptomonedas que algunas de sus actividades podrían requerir licencias. La agencia solicitó ser informada con anticipación sobre cualquier expansión de sus ofertas de productos criptográficos. En marzo, el ministro de Finanzas del país pidió el desarrollo de criptoregulaciones regionales e internacionales, pero el Banco Central holandés declaró en agosto que las criptomonedas no son dinero. Luxemburgo, que ha atraído a empresas como Bitstamp, Bitflyer y Revolut con su régimen de licencias que les da libertad para operar en toda Europa, aún tiene que decidir si quiere convertirse en una jurisdicción realmente amigable con la criptografía.

Fuente: Bitcoin.com

Descargo de Responsabilidad: Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir. Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de infocoin, y no deben ser atribuidas a, Infocoin.

Noticia original de Infocoin


Publicidad
Otros artículos
Cerrar

LINE anuncia lanzamiento de su futura criptomoneda LINE Q

Cada vez más empresas a nivel internacional se suman a las tendencias actuales económicas, a medida que las nuevas tecnologías de financieras digitales se adueñan...
A %d blogueros les gusta esto: