Publicidad

Vertcoin aumenta el anonimato con “stealth addresses”

Vertcoin aumenta el anonimato con las "stealth addresse"
Logo de Vertcoin, criptomoneda "anti-ASIC" y ahora más anónima que nunca

Publicidad







Desde el equipo de desarrollo de Vertcoin han hecho pública la característica que podría hacerles destacar en el mundo de la privacidad de las criptomonedas. Las “stealth addresses” (direcciones furtivas o sigilosas) son direcciones que aunque puedan hacerse públicas y ser relacionadas con un particular o empresa, no aparecen en la cadena de bloques, por lo que su historial de transacciones no es público. Una solución descentralizada que ayuda a aumentar la privacidad de sus usuarios.


 

Vertcoin

Vertcoin nació como moneda “anti-ASIC”, presumiendo que su proceso de minado estaba al alcance de cualquiera. Esto lo conseguía cambiando el protocolo a uno en el que la potente maquinaria de otras monedas era inefectiva. Así la minería estaba más lejos de profesionalizase hasta el punto que sólo los mineros capaces de adquirir hardware más potente fueran los únicos en conseguir beneficios. Aunque Vertcoin tuvo buena acogida por la comunidad y su precio aumentó al poco de salir al mercado, los desarrolladores no se han conformado y han seguido mejorando y añadiendo nuevas funcionalidades a la moneda. La última, las “stealth addresses”.

Pseudoanonimato

La base de todas las criptomonedas actuales se basan en la cadena de bloques. En ésta aparecen todas las transacciones hechas con la propia moneda desde el inicio de su puesta en circulación. Se puede consultar el saldo de cada dirección, sus entradas, sus salidas, el momento en que se hizo cada transacción y hacia qué dirección. Estas direcciones no tienen una identidad asociada a ellas, por eso se dice que es un sistema pseudoanónimo.

Muchos usuarios poseen una dirección que hacen pública y que muchas veces se puede asociar a una identidad en particular. A partir de ese momento, todos los movimientos que hizo esa persona o empresa mediante esa dirección pueden consultarse en la cadena de bloques. Una forma de neutralizar el que la cadena sea pública es el de crear direcciones de un solo uso. Esta práctica es tediosa y por desgracia no se suele llevar a cabo. Es aquí donde las stealth addresses ayudan a aumentar el anonimato.

Stealth

El concepto de “stealth payments” fue creado por Peter Todd para poder aplicarlo a la ya abandonada Bytecoin. Más tarde se ha propuesto aplicarlo a Bitcoin, pero todavía no se ha implementado y está en duda si alguna vez se llegará a hacerlo. El mismo concepto es usado en parte por Dark Wallet junto con CoinJar para ocultar y mezclar las transacciones a través de la cartera y de servidores centrales. Así, aunque el concepto de “stealth” no es nuevo, sí que lo es que sea un proceso descentralizado y que se esté llevando a cabo sin problemas.

Stealth addresses en Vertcoin

Explicándolo de una forma muy simplificada, una stealth address es un código creado desde la cartera del recipiente. Este código puede hacerse público y asociarse con la identidad del dueño sin ningún problema. El secreto del anonimato reside en que para cada transacción, este código es capaz de crear una nueva dirección destino que sea controlada por el destinatario. De esta forma, si dos usuarios mandan vertcoins a un mismo código, los dos podrán ver a qué dirección habrán llegado consultando la cadena de bloques, pero ambas direcciones serán distintas. Para cualquier observador externo, se trataría de dos transacciones entre dos emisores y dos receptores distintos. La relación entre el código y una dirección en concreto no puede ser descifrada, pudiéndolo saber sólo los dos extremos de la transacción.

Conclusiones

Tal y como ocurre con el protocolo DarkSend de Darkcoin, el funcionamiento de las stealth addresses no ha sido publicado como código abierto. Ambos grupos aseguran que lo harán en el futuro cuando el desarrollo esté más avanzado y no haya otras monedas oportunistas que les copie el protocolo. Hasta que no se lance una versión estable, sea código abierto y se revise por la comunidad, se recomienda actuar con cautela en todos los casos.

Aunque Vertcoin ha conocido tiempos mucho mejores, su equipo de desarrolladores y su comunidad no se desaniman. Innovaciones como stealth addresses hace que Vertcoin se mantenga como contendiente ante otras criptomonedas. O al menos lo intente.

Abajo aparece un vídeo (inglés) donde se intenta explicar de forma gráfica el funcionamiento de las stealth addresses.


Publicidad
Otros artículos
Cerrar
Ahora puedes utilizar Bitcoin para dar propina

Ahora puedes utilizar Bitcoin para dar propina

Los viajeros frecuentes saben bien que la propina es un arte para nada sencillo. ¿Hay que dejar propina luego de comer en un restaurante o...